May 8, 2017

Enviado por en Noticias de Periana | 0 Comentarios

El Olivo Caracol de Periana recibe el Premio AEMO al Mejor Olivo Monumental de España 2017.

El Olivo Caracol de Periana recibe el Premio AEMO al Mejor Olivo Monumental de España 2017.

Olivo Caracol. Premio AEMO al Olivo Monumental de España 2017.

08/05/2017 -www.axarquiaplus.es


Propiedad de Rafael Toledo, el Olivo Caracol, un verdial de Vélez injertado en acebuche, se encuentra en un paraje denominado Fuente Piojo.

El Olivo Caracol, situado en el municipio de Periana, se ha alzado con el Premio AEMO al Mejor Olivo Monumental de España 2017, patrocinado por GEA Iberia. Se trata de un ejemplar único con una forma imposible que se acaracola sobre el suelo como queriendo camuflarse y perpetuarse siglo tras siglo, según ha destacado la asociación.
Propiedad de Rafael Toledo, el Olivo Caracol, un verdial de Vélez injertado en acebuche, se encuentra en un paraje denominado Fuente Piojo, del municipio de Periana, y convive con otros ejemplares centenarios dispersos que a su vez se alternan con otros olivos jóvenes.

El jurado ha valorado su forma singular, con un tronco que, literalmente acostado sobre una albarrada, se retuerce sobre si mismo dibujando una estampa única que asombra al visitante. Según AEMO, “el lugar donde se encuentra este olivo rezuma historia, la historia de la Reconquista porque fue aquí donde Umar Ibn Hafsun se resistía ante las tropas castellanas que en 1485 tomaban el Castillo de Zalia, preludio de la toma de Vélez Málaga”.

El paraje que cobija a este centenario olivo y “sus hermanos” se incluyó en la 1ª Ruta de Olivos Singulares que fue creada en el municipio de Periana y que hoy son objeto de visita por numerosos aficionados y turistas provenientes de la cercana Costa del Sol malagueña.

Y es que la Axarquía de Málaga atesora un rico patrimonio natural de olivos monumentales que en su mayoría son verdiales de Vélez, variedad ancestral que se injertó en acebuches cuando se domesticaba el cultivo del olivo en la Península Ibérica.

Mención Especial Olivo Monumental 2017

Asimismo, el jurado ha decidido otorgar una Mención Especial a la Olivera de Nadal que se encuentra en el municipio de Colungo (Huesca), corazón de la Comarca del Somontano.

Este olivo, según AEMO, se alza como un auténtico coloso con un tronco de fenomenales dimensiones, lo que da fe de su longevidad, pudiendo alcanzar los 400 o 500 años. Además, se ha valorado especialmente el compromiso y tesón de su propietario, José Andreu, un agricultor de 94 años que describe emocionado que este ejemplar es patrimonio de todos y por ello debe ser conservado por las generaciones futuras, tal y como él y sus antepasados han hecho.

La asociación ha explicado que el interés que esta familia ha demostrado con el olivo llega a tal punto que José le colocó un pararrayos para su protección. Antes de que José ingresara el pasado mes de marzo en la Residencia de Mayores de Barbastro, dejó testimonio audiovisual de la pasión que siente por la Olivera de Nadal, dando incluso las instrucciones para su futura conservación y pidiendo públicamente su protección.

El olivo ha sido presentado al concurso por la Comarca del Somontano de Barbastro, socia de AEMO.


El OLIVO CARACOL de Periana (Málaga) se alza con el XI Premio AEMO al Mejor Olivo Monumental de España 2017.
Comparto con todos vosotros el fallo del Jurado:
“En el Fallo el jurado ha valorado como en pleno corazón de la Axarquía malagueña vegeta este ejemplar único que con una forma imposible se acaracola sobre el suelo como queriendo camuflarse y perpetuarse siglo tras siglo”.

“Presentado por el Ayuntamiento de Periana y propiedad de Rafael Toledo, el Olivo Caracol, un Verdial de Vélez injertado en acebuche, se encuentra en un paraje denominado Fuente Piojo, y convive con otros ejemplares centenarios dispersos que a su vez se alternan con otros olivos jóvenes”.
“El jurado hace mención a su forma singular, con un tronco que, literalmente acostado sobre una albarrada, se retuerce sobre si mismo dibujando una estampa única que asombra al visitante.
El lugar donde se encuentra este árbol rezuma historia, la Historia de la Reconquista porque fue allí donde Umar Ibn Hafsun se resistía ante las tropas castellanas que en 1485 tomaban el Castillo de Zalia, preludio de la toma de Vélez Málaga. Quizá este olivo fuese testigo directo de estas escaramuzas entre moros y cristianos, y quien sabe si por ello se arremolinó en el suelo queriendo pasar desapercibido y perpetuarse hasta nuestros días”.

“Por otro lado el Jurado concede un Reconocimiento Especial 2017 a la OLIVERA NADAL de Colungo (Huesca), valorando especialmente el compromiso y tesón de su propietario, José Andreu, un agricultor de 94 años que describe emocionado como este ejemplar no solo le pertenece a él, sino que es patrimonio de todos, y que por ello debe ser conservado por las generaciones futuras, tal y como él y sus antepasados han hecho. El interés que esta familia ha demostrado con el olivo llega a tal punto que José le colocó un pararrayos para su protección”.
Ahora me gustaría felicitar a los “actuales propietarios pasajeros” de estas dos verdaderas joyas patrimoniales, pero sobre todo a todas esas personas que a lo largo de la historia han mimado y cuidado a estos seres vivos inmortales. Y también a otras instituciones y personas que han sabido rescatar del anonimato a estas verdaderas esculturas catedrales arbóreas. Desde aqui felicitar a la Asociación La Almazara de Periana, al Ayuntamiento de Periana, a las Cooperativas de Periana y Mondrón, por saber dignificar a estos increíbles seres vivos. Y a los grandes amigos, Mariano Lisa Pano y Javier Viñuales, socios de Olearum y defensores a ultranza de la cultura y el patrimonio del olivo y del AOVE en su tierra, el Somontano de Huesca. Y por supuesto, a la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) por dignificar la cultura del olivo y del AOVE con sus premios anuales.
He tenido la suerte de visitar ambos olivos y realmente son “MONUMENTALES”, verdaderas esculturas de la naturaleza, sabiamente esculpidas por las manos del ser humano.
Esperemos que sigan para siempre en su lugar de nacimiento y que el revuelo que pueda crear esta distinción sólo sirva para admirarlos y respetarlos mucho más aún. Respetémoslos y conservémoslos hasta la eternidad, por lo menos cuando nos toque a nosotros vivirlos.
TEXTUALMENTE DE SU AUTOR: FRANCISCO LORENZO TAPIA.


Source: perianaypedanias.blogspot.com.es

Comments

comments

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *